El primer animal transgénico que llegará a tu plato

Después de la soya y del maíz transgénico, el primer animal genéticamente modificado hace su aparición en el plato de los americanos. La empresa Aqua Bounty Technologies transformó el salmón del Atlántico en un súper salmón capaz de soportar temperaturas de hasta 0 grados y de engordar todo el año, no sólo en primavera como su homólogo natural. Esta hazaña fue posible al insertarle el promotor de la proteína antigel de la anguila Macrozoarces americanus, una especie que resiste bajas temperaturas y un gen del salmón, Oncorhynchustshawytsha, responsable de la secreción de hormonas de crecimiento. El resultado es espectacular: mientras que el salmón silvestre y el de granja alcanzan su tamaño comercial en 4 y 3 años respectivamente, el salmón frankenstein lo alcanza en tan sólo 18 meses.
Pese a las dudas en torno a este nuevo producto, la Agencia Federal de Medicamentos y Alimentos (FDA) y la Secretaría Canadiense para Consulta Científica (SCCS) aprobaron su consumo humano por considerarlo igual de inocuo y con la misma calidad nutricional que el salmón del Atlántico no modificado.
Este nuevo salmón promete ser todo un trotamundos; pero no se verá obligado a afrontar las fuertes corrientes marinas y fluviales ni a sortear los peligros naturales que se ciernen sobre él, ya que efectuará todos los viajes  en avión: los huevos se cultivarán en Canadá para luego transportarlos a Panamá donde iniciarán su fase de crecimiento en estanques en medio de bosques; un lugar estratégicamente escogido para aislarlos lo más posible de los océanos y así tratar de reducir el riesgo de escape de salmones transgénicos y posibles acoplamientos con salmones silvestres. Por las grandes consecuencias ecológicas que acarrearía esta hibridación, las hembras son en principio estériles.
La FDA y la SCCS calificaron como casi nulo el riesgo para el medio ambiente, aun considerando que Panamá es un país azotado regularmente por ciclones y temblores que podrían facilitar el escape de los salmones transgénicos al mar. Pero eso sí, se prohibió rotundamente cualquier creación o instalación de granjas de salmones transgénicos en el territorio americano.
Se autorizó la producción y exportación de 100,000 huevos al año. Sin embargo, en 2013, ciertas cadenas de supermercados estadounidenses prometieron no comercializar los salmones transgénicos. ¿Se mantendrán tan firmes estas promesas tras la aprobación de la FDA?

Fuente:
Página oficial de AquaBounty
https://aquabounty.com/our-salmon/

Posición de la FDA referente al salmón transgénico
http://www.fda.gov/AnimalVeterinary/DevelopmentApprovalProcess/GeneticEngineering/GeneticallyEngineeredAnimals/ucm280853.htm

Evaluación de los riesgos para el hombre y el medio ambiente por parte de la SCCS
http://www.dfo-mpo.gc.ca/csas-sccs/Publications/ScR-RS/2013/2013_023-fra.pdf

Imagen: El salmón en primer plano es silvestre mientras que el segundo ha sido genéticamente modificado por la empresa AquaBounty. http://referentiel.nouvelobs.com/file/14586731.jpg

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s